Blogia
L a P e d r @ d a

Pasajes del terrorismo contra Cuba en Agosto

Pasajes del terrorismo contra Cuba en Agosto Percy Francisco Alvarado Godoy
Rebelión


Cuando agosto llega hasta nosotros los cubanos, muchos lo esperan como al mes ansiado para el descanso, un breve tiempo para vacacionar con la familia y recuperar las energías gastadas tras un largo año de trabajo y estudio. Entonces las sonrisas afloran en los rostros curtidos por el sol y los rastros del cansancio acumulado van desapareciendo como por arte de magia. Pudiera afirmarse que agosto es el mes propicio para ser más feliz y el espacio de tiempo apropiado para disfrutar de las bondades del clima tropical. Sin embargo, hay muchos hogares cubanos en los que el merecido descanso nos enfrenta al triste recuerdo, a la herida aún abierta que no se cierra del todo, y es entonces cuando el recuerdo del ser arrebatado en la flor de la vida nos duele mucho más. Así ocurre en aquellos hogares cubanos en los que el terror dañó la sonrisa de todos, así sucede en los hogares cubanos en los que los seres más queridos nos quedan sólo ofreciéndonos su mirada tierna desde un retrat
o adornado con flores e iluminado por la luz de una vela. Así sucede, por ejemplo, en el hogar de Roberto Aguilar Reyes, el teniente de navío asesinado por un criminal individuo que aún se pasea impunemente por las calles de Miami.

Georgina Reyes, la madre herida por la ausencia de su hijo asesinado aquel fatídico 8 de agosto de 1994, aún reclama justicia. Su anciano corazón, aunque se lamenta por la pérdida dolorosa, cuya culpabilidad recae no sólo en el asesino directo de su hijo, Leonel Macías González, sino también en las administraciones norteamericanas y en la criminal Ley de Ajuste Cubano, no descansa y se mantiene denunciando la atrocidad que le privó del hijo amado. Orgulloso y conmocionado le vi levantar la voz acusadora para denunciar la impunidad y las atrocidades que hoy se realizan por parte de los imperialistas no sólo contra su Cuba amada, sino también contra otras naciones débiles y pobres. Allí, ante miles de cubanos dijo: "Tenemos que continuar denunciando todo lo que está haciendo el gobierno imperialista, no sólo contra el pueblo de Cuba; ahora también allá en Irak".

No le tembló la mano cuando señaló con dedo acusador al principal promotor del terrorismo en el mundo: "El presidente Bush es el primer terrorista del mundo, y lo está demostrando en Irak, con los bombardeos indiscriminados a un pueblo inocente, donde mueren niños, ancianos, mujeres y hombres inocentes. Él es el verdadero terrorista; sin embargo, tiene a nuestros cinco compatriotas metidos en una cárcel rigurosa".

Luego, continuó: "¿A qué le llama Bush terrorismo? Los cinco muchachos cubanos son inocentes, porque ellos sólo han luchado por evitar la muerte en nuestro país, para que otras madres del mundo no pasen por lo que yo he sufrido con la pérdida de un hijo".

Pero el hogar de Georgina no es el único que sufre por sus muertos. Decenas de cubanos fueron asesinados en cada agosto durante las últimas 4 décadas. Desde agosto de 1959 ya había comenzado el sino doloroso provocado por el terrorismo anticubano. Un triste 13 de agosto de ese año comenzó el luto para una familia humilde. Durante la captura de un avión cargado de pertrechos para la contrarrevolución, obligado a aterrizar en Trinidad, Las Villas, murió el teniente del Ejército Rebelde Eliopes Paz.

Agosto de 1961 fue un mes trágico para los cubanos: el 2 de agosto de 1961, moriría asesinado un miliciano en San Cristóbal, Pinar del Río. Una semana después, el 9 de agosto, tres nuevos crímenes nos conmocionaban a todos. Un campesino fue asesinado por una banda terrorista en Trinidad, Sancti Spíritus. Ese mismo día, en un intento de secuestro de un avión C-46, matrícula CUT-607 y perteneciente a la línea Aerovías "Q", el cual cubría la ruta Habana-Gerona, fueron asesinados el piloto Luis Álvarez Regato y el escolta Silvino Rómulo Sánchez Almaguer. Ese mismo mes ocurrirían otros dos detestables hechos: el 23 fue asesinada una persona y herida otra, ambos trabajadores de la fábrica de cemento de Pinar del Río, al ser atacados por una banda terrorista. Horas después resultaba herida grave una anciana, luego de ser asaltada su casa por una banda terrorista.

El primero de agosto de 1964 volvería a enlutarse un hogar cubano al ser asesinado un marinero como consecuencia de un sabotaje perpetrado contra el mercante cubano "Manuel Ascunce Domenech".

El 9 de agosto de 1976, dentro del marco de una oleada terrorista contra representaciones diplomáticas y comerciales cubanas en el exterior, fueron asesinados Cresencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias, dos funcionarios de la Embajada cubana en la Argentina, luego de ser secuestrados por elementos contrarrevolucionarios de origen cubano. Aún se desconoce el paradero de ambos. Este nuevo golpe contra familias cubanas fue dirigido por el terrorista Gaspar Jiménez Escobedo.

Muchos fueron, pues, los hechos terroristas perpetrados contra Cuba en agosto, muchos de los cuales provocaron muertes y heridos, así como cuantiosos daños materiales. Bastaría mencionar algunos para tener noción de la gravedad y criminalidad de estas acciones, cuyos autores materiales desandan calles y ciudades norteamericanas con total impunidad. He aquí un breve recuento del accionar terrorista contra Cuba en agosto, tal como puede aparecer en los sitios web del MINREX cubano, en el del Centro de Prensa Internacional y en muchos otros que los recogen como denuncia:

 1959

4 de agosto: Destruidos con explosivos cuatro aviones C-46 que habían sido comprados por el gobierno de Fulgencio Batista y aún no habían sido entregados a Cuba, en un hangar de la Air International Corporation, en Miami. El costo es de 500,000.00 pesos.

8 de agosto: Las autoridades cubanas detienen al sargento Stanley F. Wesson, acreditado como miembro del Servicio de Seguridad de la Embajada de Estados Unidos en La Habana y a otra empleada de ésta en una reunión de elementos contrarrevolucionarios con planes de invasión a Cuba.

 1960:
6 de agosto: Resultó herida de gravedad una persona al ser alcanzada por los disparos, que desde una avioneta procedente de Estados Unidos, realizaron contra el central "Niágara" ("Manuel Sanguily"), en el municipio La Palma, Pinar del Río.

26 de agosto: Fueron incendiados los cañaverales de los centrales "Violeta" ("Primero de Enero"), y "Cunagua" ("Bolivia"), en Ciego de Ávila, Camagüey, por avionetas procedentes de Estados Unidos los cuales arrojaron bombas en el lugar.

28 de agosto: Ante la evidencia irrefutable de las agresiones de Estados en San José de Costa Rica, dirá el compañero Raúl Roa García, ministro de Relaciones Exteriores: "Aquí hay veinte cancilleres y se supone que de todos, quizás el menos calificado sea yo, se supone que todos manejen los conceptos fundamentales del Derecho Internacional y el problema de las relaciones entre los estados." Luego preguntó: "¿Qué tipo de lenguaje es éste que se usa aquí? ¿Qué tipo de lenguaje es el que se emplea en esta nota norteamericana? ¿Cómo se puede calificar a la luz del Derecho Internacional esta respuesta del Gobierno de Estados Unidos? No, no me refiero a las propuestas finales de amistad y fraternidad con el pueblo de Cuba. Yo me refiero a la parte fundamental de la nota norteamericana, que el señor Herter intencionalmente eludió".

"Ese lenguaje quiere decir, a la luz del Derecho Internacional, que el Gobierno de Estados Unidos no está dispuesto a negociar con Cuba. Lo que se deduce de esas palabras es que sólo aceptaría negociar con un país pequeño desde una posición de fuerza. Acostumbrados están a ello desde hace largo tiempo, pero hay gobiernos, y el de Cuba de manera particular en este caso, que se niegan a someterse, a rendirse o venderse, y quiere negociar, está dispuesto a negociar en un pie de igualdad, en un pie en el cual no se menoscabe ni la dignidad nacional ni la autodeterminación del pueblo de Cuba."

 1961

1ro. De agosto: Un avión Sea Fury sobrevoló la Ciudad de La Habana.

2 de agosto: Dos aviones a oscuras y de origen desconocido, volaron sobre la Ciudad de La Habana.

4 de agosto: Un avión con las luces apagadas voló por la zona del Pico de Potrerillo dando varias vueltas. Las Milicias Nacionales Revolucionarias le hicieron fuego y se retiró con rumbo sur.

5 de agosto: Fue incendiada una escuela rural en Madruga, La Habana.

11 de agosto: Se produjo un herido al estallar un artefacto en la tienda "Fin de Siglo", en La Habana.

11 de agosto: Tiroteada la Embajada de Cuba en Colombia.

18 de agosto: Heridas 8 personas por una banda terrorista que asalto un círculo social en Camagüey. Además fueron tiroteados una granja y un comercio.

21 de agosto: Voló una avioneta a poca altura sobre las costas del Mariel.

23 de agosto: Fue asaltada e incendiada una escuela rural en Pinar del Río.

25 de agosto: Por el faro de la bahía de Cádiz, volaron dos aviones de reacción de oeste a este y ocho aviones B-26 de este a oeste. Luego se agruparon sobre Cayo Cristo, y tres de ellos tomaron rumbo sur.

29 de agosto: Volaron aviones enemigos sobre Guanabacoa, Mariel y Varadero.
Sobre las Alturas del Bosque voló un avión ligero de combate

 1962

10 de agosto: Altos funcionarios del Gobierno norteamericano discuten secretamente un proyecto de atentado contra el Comandante en Jefe Fidel Castro, estableciendo planes concretos para ello.

11 de agosto. Es capturada en Camagüey una banda de agentes de la CIA a la que se le ocupan armas y material explosivo para sabotajes. Ese mismo día, se realiza un sabotaje en la céntrica tienda Fin de Siglo, en La Habana, donde resulta herido un transeúnte.

13 de agosto: Fueron revelados por las autoridades cubanas planes de autoagresión elaborados en la base naval norteamericana de Guantánamo, que constaban, como primer paso, de un atentado al comandante Raúl Castro, seguido de un simulacro de ataque de artillería a la base y de un ataque contra un emplazamiento de artillería del Ejército Rebelde, con el propósito posible de provocar un conflicto armado en gran escala.

15 de agosto: Son capturados varios agentes de la CIA, a quienes se les ocupan equipos de radio comunicaciones, con los que transmitían los resultados de sus operaciones de sabotaje y espionaje.

20 de agosto: Fue tiroteado por bandas terroristas un vehículo y herido su chofer en la carretera de San Pedro, en Trinidad.

22 de agosto: El carguero británico S.S. Streatham Hill, fletado por la Unión Soviética, con 80 mil sacos de azúcar cubano en ruta a puerto soviético, atracó en San Juan, Puerto Rico para recibir mantenimiento. Para realizar los trabajos se descargaron 14 mil sacos y se ubicaron en un almacén de la Aduana. Elementos terroristas penetraron al almacén y contaminaron el azúcar.

24 de agosto: Fueron cañoneadas zonas del litoral habanero, en La Habana, afectando el hotel Sierra Maestra (9 de sus habitaciones recibieron impactos directos), el teatro "Chaplin" y algunas residencias estudiantiles. La operación fue ejecutada por dos naves artilladas, procedentes de Estados Unidos. La acción se la atribuyeron los terroristas de origen cubano Isidro Borjas, Juan Manuel Salvat y Leslie Nóbregas. El costo es de 4,000.00 pesos.

28 de agosto: Resultó muerto un joven campesino en Matanzas, al estallar una granada oculta.

31 de agosto: Heridos el administrador de una granja cañera y una hermana de éste, en Las Villas, al ser asaltado el lugar por una banda de terroristas.

 1963
1ro de agosto: Fueron atacadas, por un grupo terrorista a bordo de una lancha artillada procedente de Estados Unidos, tres embarcaciones pesqueras cubanas, en el canalizo "El Sombrero", zona de Cayo Galindo, en Matanzas.

10 de agosto: Explotó un artefacto colocado en una patana cargada de azúcar, en el puerto de Isabela de Sagua, en Las Villas, destruyéndola totalmente.

15 de agosto: En horas de la noche, fueron lanzadas por una aeronave dos bombas de 50 libras, en el batey del central "Cunagua" ("Bolivia"), en Ciego de Ávila.

18 de agosto: Un avión procedente de Estados Unidos bombardeó los depósitos de petróleo del puerto de Casilda, en Sancti Spíritus. Uno de los cohetes lanzados hizo impacto e incendió uno de los 24 vagones que estaban estacionados en la vía férrea, mientras otro destruyó una vivienda.

19 de agosto: Dos lanchas procedentes de un buque madre, situado frente a la boca del estero de Santa Lucía, en Pinar del Río, penetraron hasta aproximarse a la planta de sulfometales. La acción fue realizada por la organización terrorista "Comandos Mambises". Para ejecutarla, emplearon en el ataque ametralladoras calibre 30 y bazucas.

 1964

9 de agosto: Fue colocado un artefacto explosivo en el mercante cubano "María Teresa", en Montreal, Canadá.
31 de agosto: Fueron atacados la cooperativa "Adalberto Perón", un puesto de observación de la Marina de Guerra Revolucionaria (MGR) y el faro de Cabo Cruz, en Niquero, por una embarcación artillada procedente de los Estados Unidos.

10 de agosto: Es objeto de un atentado terrorista por agentes de la CIA en Montreal, Canadá, el mercante cubano María Teresa.

 1965

15 de agosto: Fueron arrojadas sustancias incendiarias en la Embajada de Cuba en México, provocando daños al muro y los jardines. El costo 700.00 pesos.

 1967
6 de agosto: La CIA infiltró a varios agentes contrarrevolucionarios, los que fueron capturados y posteriormente presentados, en los dos días siguientes, ante más de doscientos periodistas y delegados a la Conferencia de la OLAS.

 1968

2 de agosto: Provocado un incendio en la Embajada de Cuba en Tokio, Japón.

15 de agosto: Fue secuestrado de Colón, Matanzas, un avión AN-2 con 14 personas a bordo y conducido al aeropuerto de Homestead, en Miami. El avión fue devuelto.

25 de agosto: Fue colocado por elementos terroristas un potente artefacto explosivo en la Oficina Comercial del Consulado de Cuba en Milán, Italia.

 1969

19 de agosto: Fue ametrallado por una embarcación artillada el faro de Cayo Paredón en Ciego de Ávila, impactando la torre, la casa de los torreros y otras casas aledañas. El costo es de 2,500.00 pesos.
25 de agosto: Fue realizado un atentado terrorista contra la Misión de Cuba ante la ONU.

 1973
21 de agosto: Fue agredida la residencia del embajador de Cuba en Gran Bretaña.

27 de agosto: Fueron lanzados 3 artefactos explosivos contra las residencias de funcionarios de la oficina comercial de Cuba en Santiago de Chile, dejando un saldo de un auto destruido y daños materiales de consideración en los inmuebles.

 1974

6 de agosto: Fue detonado un artefacto explosivo en la Embajada de Cuba en Kingston, Jamaica.

17 de agosto: Fueron efectuados disparos desde varios automóviles en marcha contra la fachada de la Embajada de Cuba en Lima, Perú, recibiendo la misma 9 impactos de bala.

 1975

2 de agosto: El barco E-82 es acusado de violar la zona pesquera de Estados Unidos. La tripulación, de nueve hombres, es detenida por cañoneras yanquis y trasladada a Corpus Christi. Sancionado el capitán y confiscado el barco. Apelada la sentencia ante la Corte en el 5to. Distrito, es confirmada. La Corte Suprema denegó la solicitud de revisión.

13 de agosto: Fue realizado un atentado con fusiles FAL contra el Embajador Cubano en Argentina, el cual viajaba en su auto. Disparados desde un automóvil en marcha por elementos terroristas, los proyectiles impactaron el parabrisas. El costo es de 2,000.00 pesos.

17 de agosto: El motopesquero Playa de Varadero, con 85 tripulantes cubanos y 10 especialistas soviéticos, fue detenido sin motivo legal.

 1976

18 de agosto: Fue detonado un artefacto explosivo en las Oficinas de Cubana de Aviación, en Panamá, causando daños de consideración.

 1978

8 de agosto: Fue colocado un artefacto explosivo en el teatro "Universidad" de San Juan, Puerto Rico, donde actuaba el Ballet Nacional de Cuba.

 1996

16 de agosto: Fue secuestrada una avioneta perteneciente a la Empresa Nacional de Servicios Aéreos, matrícula PZL-104 Wilga, en San Nicolás de Bari, La Habana, por un grupo de individuos armados de un revólver y cuchillo, quienes obligaron al piloto a dirigirse hacia la Florida. La aeronave tuvo que amarizar en el Golfo de México, frente a las costas de Fort Meyers, en el estado de la Florida. Los tres secuestradores y el piloto fueron rescatados y entregados a un buque del servicio guardacostas norteamericano. El piloto, regresó a Cuba. La nave fue destruida.

 1997

3 de agosto: Explosión en la oficina de Havanatur en Bahamas.

4 de agosto: Explosión de los artefactos en el hotel Meliá Cohiba.

11 de agosto: La prensa de Miami publica la declaración de la Fundación Nacional Cubano Americana apoyando estas acciones terroristas con explosivos contra objetivos turísticos en Cuba.

22 de agosto: Explosión de artefacto en el hotel Sol Palmeras, en Varadero.

Este ha sido un breve recuento del dolor sufrido por los cubanos durante cada agosto de los últimos cuarenta años y es, a la vez, una larga lista de agresiones criminales que no han hecho otra cosa a no ser fortalecer convicciones y fortaleza de ideas. Los cubanos, a pesar de tanto crimen, no han claudicado. Agosto es hora de dolor, de triste recuento y, sin dudas, también tiempo de mirar felices hacia delante.

Los tristes agostos que han padecido familias cubanas tienen siempre un culpable a quien señalar. Casi siempre han sido agentes financiados por los Estados Unidos, entrenados por la CIA y adiestrados en matar sin piedad. Se les puede ver aún hoy deambular por Miami y New Jersey, proclamando con total impunidad los repugnantes hechos cometidos. Para ellos, es cierto, no hay temor ni preocupación porque la justicia los pueda atrapar. Son protegidos del gobierno y de su criminal política anticubana, quienes no los conciben como los terroristas que son y reciben a cambio, por parte de su tutelar amo y cómplice, la denominación de "luchadores por la libertad".

Muchos han sido los nombres tristemente recordados en Cuba, culpables de abrir espacios de dolor y luto en la felicidad de las familias cubanas. Ellos fueron los instrumentos encargados de hacer pagar con tristeza el legítimo derecho de los cubanos de soñar con un mundo más pleno y más equitativo. Orlando Bosch Ávila, Luis Posada Carriles, Gaspar Jiménez Escobedo, Luis Zúñiga Rey, por citar a algunos, cargan sobre sus conciencias la responsabilidad de tanto crimen, la culpa de cientos de heridos y lisiados y, para qué negarlo, de cuantiosos daños materiales provocados por sus agresiones frecuentes.

Agosto los ha visto llegar, escondidos en las sombras y protegidos por la sorpresa, para cometer sus crímenes. No importa que sea una infiltración en nuestras costas de criminales cuyo objetivo es colocar bombas en objetivos económicos y escuelas para asesinar inocentes. No importa que el odio que los mueve los haya hecho volar naves cargadas de pasajeros civiles o tirotear embarcaciones pacíficas. No importa que en sórdidas reuniones hayan planeado asesinar al hombre que abrió para los cubanos un destino más promisorio. Ellos han usado a agosto para matar, para herir y destruir arteramente. Ellos han sido, sin lugar a dudas, culpables del dolor que aún permanece en las sensibles heridas de madres, hermanos e hijos de los cubanos.

Bastaría un breve recuento de lo acecido en los tristes agosto de estas últimas cuatro décadas para descubrirlo. Los hechos son estos y los culpables son fáciles de identificar:

El 24 de agosto de 1962 fueron cañoneadas distintas zonas del litoral habanero, afectando el hotel Sierra Maestra, Antiguo "Rosita de Hornedo, 9 cuyas habitaciones recibieron impactos directos; el teatro "Chaplin" y algunas residencias estudiantiles ubicadas en la zona en que confluyen los barrios de Miramar y El Vedado. Con total impunidad, la criminal acción fue reivindicada por los terroristas de origen cubano Isidro Borjas, Juan Manuel Salvat y Leslie Nóbregas En dos naves artilladas, salidas de puertos norteamericanos, llegaron con su carga de muerte.

Según el Archivo número 109-584-3387 del HQ de FBI; NARA RIF Número 124-10279-10032, perteneciente al FBI, el contrarrevolucionario Leslie Nóbregas Heria integraba en esos momentos la Agrupación Montecristi, en cuya dirección se encontraba Justo Carrillo, su fundador y coordinador general hasta septiembre de ese mismo año y que dimitió para trabajar con la Alianza para el Progreso. No sería absurdo preguntarse si éste no fue un justo premio del gobierno yanqui para Carrillo por las andanzas criminales de su socio Nóbregas.

Fue una de las primeras organizaciones contrarrevolucionarias en fundarse, siguiendo en orden temporal a la "Rosa Blanca", organización creada en New York, el 28 de enero de 1959, por Rafael Díaz-Balart, conocido abogado vinculado al gobierno de Batista y padre de los furibundos enemigos de Cuba Lincoln y Mario Díaz Balart. La "Rosa Blanca", sin embargo, tuvo una vida efímera. Le precedería también la "Legión Anticomunista del Caribe", organizada en República Dominicana por elementos batistianos, bajo el auspicio del dictador Leónidas Trujillo. Entre las más conocidas de las organizaciones que coexistieron con la Agrupación Montecristi se destacaron el "Movimiento de Recuperación Revolucionaria" (MRR), presidido por Manuel Artime; "Rescate Revolucionario" (RR), dirigido por Antonio (Tony) Varona; el "Movimiento Demócrata Cristiano", bajo la jefatura de José Ignacio Rasco; el "Movimiento 30 de noviembre" (M-30-11), de Jesús Fernández; y el "Movimiento 20 de mayo" (M-20-5), d
e Andrés Vargas Gómez. Este grupo de organizaciones originaron el Frente Democrático Revolucionario (FDR) e integraron la Brigada 2506. Nóbregas Heria fue uno de los tantos mercenarios derrotados por el pueblo cubano en las arenas de Playa Larga y Playa Girón.

Por su parte, 19 de agosto de 1963, dos lanchas procedentes de un buque madre, situado frente a la boca del estero de Santa Lucía, en Pinar del Río, penetraron hasta aproximarse a la planta de sulfometales, atacando a la misma y a viviendas de trabajadores con ametralladoras calibre 30 y bazucas. El grupo, salido de un buque madre de la CIA e integrado por miembros de los "Comandos Mambises", no vaciló en repetir durante esos años sus criminales agresiones:

1ro de octubre de 1963: Fue atacado Cayo Güín, en Oriente, por un barco de la organización terrorista "Comandos Mambises". Varias personas resultaron heridas y el aserrío quedó destruido.

27 de diciembre de 1963: Tres marineros fueron asesinados y 18 heridos al ser dinamitada por terroristas de la organización "Comandos Mambises", la lancha LT-85 de la Marina de Guerra Revolucionaria, atracada en un muelle de la Bahía de Siguanea, en la Isla de Pinos.

13 de mayo de 1964: Resultaron heridas una niña de 8 años y una ciudadana cuando un buque de la organización terrorista "Comandos Mambises", atacó el central azucarero "Luis E. Carracedo", en el municipio de Pilón, provincia de Oriente. Como consecuencia del incendio provocado y del ataque se perdieron 70 mil sacos de azúcar.

2 de febrero de 1965: Fueron atacados los tanques de combustible próximos a la playa Ancón, en Trinidad, Sancti Spíritus, por una lancha dotada de una ametralladora calibre 50 y un cañón 57 mm, perteneciente también a la organización terrorista "Comandos Mambises". perforando además un tanque de agua e impactando el almacén de azúcar y varias viviendas de la zona. El costo es de 132,847.00 pesos.

Hoy se conoce con claridad de pruebas que este grupo fue creado y entrenado por la CIA, la que les dotó de sofisticados medios militares y marítimos. Uno de los oficiales CIA, a cargo del buque madre REX fue Alfredo Domingo Otero, quien en los años noventa fungiría como Jefe de Operaciones Especiales del Frente Nacional Cubano, el brazo armado de la FNCA y que estaría a cargo de mi preparación como agente de este grupo terrorista cuando yo me encontraba infiltrado dentro del mismo. Otero dirigió estas criminales acciones.

Dos hechos dados a conocer posteriormente, sacarían a la palestra pública otra vez el fatídico nombre de los "Comandos Mambises". El primero de ellos, una información confidencial del Ministerio del Interior de la República de Cuba con fecha de agosto de 1997, desclasificado después en agosto de 1998, indicaba que Luis Posada Carriles fungía en ese entonces como jefe de los "Comandos Mambises". La otra información fue una noticia publicada el 14 de agosto de 1997 por el Nuevo Herald en la que, luego de especular sobre quiénes serían los responsables de los atentados terroristas contra hoteles en Cuba, da a conocer que "Comandos Mambises" reclamaba la autoría de los mismos. Al respecto se señaló en el libelo de la mafia miamense:

Según informes, tres grupos han reclamado responsabilidad por los atentados, aunque ninguna de las reclamaciones se considera creíble, y Cuba no ha dado pruebas que apoyen su afirmación de que las personas y los materiales usados en las explosiones ``vinieron de Estados Unidos''.
Uno, que reclama responsabilidad por los ataques del 12 de julio en los hoteles Nacional y Capri, es el hasta ahora desconocido Ejército de Resistencia Interna, que se autodescribe como grupo de jóvenes anticastristas renegados del ejército y las fuerzas de seguridad.
La segunda reclamación vino en una nota entregada el miércoles a El Nuevo Herald, en que un grupo que se hace llamar Comandos Mambises reclama la responsabilidad por las bombas en el Cohíba y el atentado a Havanatur en las Bahamas.
``Los Comandos Mambises, no sólo combaten la tiranía [de Castro] en su propio territorio sino también han ido al exterior'', dice la nota.
El tercer grupo que se ha dicho responsable es Alpha 66, con sede en Miami, que aboga por la lucha armada contra Castro. Alpha informó primero que una de sus ``células'' en Cuba había reclamado la responsabilidad por los atentados del Nacional y el Capri, pero luego se retractó, diciendo que sólo había aportado ``la inspiración intelectual general'' de los atentados.

La verdad se supo después por la opinión pública internacional, aunque tanto yo, en mi condición de agente infiltrado dentro de la FNCA, así como mis oficiales, disponíamos de pruebas sobre la autoría intelectual de Posada Carriles y la FNCA en tales acciones.

El primero de agosto de 1974 fueron capturados por fuerzas de la Marina de Guerra Revolucionaria, en aguas próximas a Boca Ciega, norte de Ciudad de la Habana, los terroristas Luis Manuel de la Caridad Zúñiga Rey (FNCA), Miguel Sales Figueroa y Rodolfo Juan Verdecia, quienes a bordo de la lancha rápida "Malú", del tipo Thunderboat y con matrícula de la Florida Nro. 8722, pretendían infiltrarse en Cuba. Cargados de varios fusiles AR 15 y medios explosivos e incendiarios, pretendían atentar contra importantes objetivos económicos y civiles dentro de Cuba.

Lo sorprendente de este acontecimiento es que en esta fallida infiltración terrorista se hallaba Luis de la Caridad Zúñiga Rey, quien se ha ufanado en las sesiones de la CDH, en Ginebra, de ser un luchador por los derechos humanos y no un hombre de armas. Este connotado terrorista fue quien en noviembre de 1993 me reclutó para realizar acciones violentas dentro de la Isla a nombre de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA). Quien quiera ampliar sobre su historial terrorista puede acceder a la web www.Cubadebate.cu y buscar allí el artículo de mi autoría titulado "Luis Zúñiga Rey: el terrorista que yo conocí". Igualmente puede hallar información en mi libro "Confesiones de Fraile", publicado en Cuba por la Editorial Capitán San Luis en el 2002 y en venta por Internet.

Hoy Zúñiga Rey es Director Ejecutivo del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), desde donde se dedica a reclutar a potenciales terroristas, tal como lo hizo conmigo y con los cubanos Manuel Inda Ramos y Orfiris Cabrera en 1993, así como un año antes con un canadiense de apellido Trepanier.

Ya en el 21 de agosto de 1996, fue detenido en Cuba el ciudadano de nacionalidad norteamericana Walter Kelsey Van Der Veer, quien intentó introducir ilegalmente varios medios militares y propaganda contrarrevolucionaria. Este turista, devenido en potencial terrorista, planeaba la realización de acciones violentas dentro del territorio cubano. Al ser descubierto en el propio aeropuerto internacional José Martí de la Habana, declaró pertenecer a la organización terrorista "Comandos L" y al "Frente de Liberación Nacional de Cuba" (FLNC), dirigida esta última por Guillermo "Willy" Chávez.

La historia criminal de los Comandos L explica no sólo la calaña de sus integrantes sino su propia esencia criminal. Formada a inicios de los 60 por algunos fundadores de "ALPHA 66". El principal cabecilla desde su creación fue Antonio Cuesta del Valle, conocido como Tony. Luego de su fallecimiento, el 3 de Diciembre de 1992, ocupó la jefatura del grupo otro connotado terrorista, Anthony Grarnet Bryan, quien se mantuvo al frente de la misma hasta su muerte ocurrida algunos años.

En la actualidad, Comandos L prácticamente no funciona, aunque algunos de los terroristas que la formaron mantienen su hostilidad contra nuestro país y se dedican a planificar acciones violentas contra la Isla.

Entre las principales acciones terroristas efectuadas por esta organización se encuentran:

 El 26 de marzo de 1963 atacaron en Caibarién, antigua provincia de Las Villas, al buque de bandera soviética "Bakú", cargado de azúcar cubana. El barco recibió numerosos impactos de cañón de 20 mm. y de ametralladoras calibres 30 y 50 mm. Como consecuencia de la explosión de una mina magnética colocada en su estructura, se le produjo una grieta de cuatro metros de largo por medio metro de ancho.

 El 13 de noviembre de 1965 resultó herida en un pie la ciudadana Rosa Reyes Almaguer, como resultado del ataque perpetrado por una lancha pirata que ametralló la zona del litoral habanero de Miramar con proyectiles de 30 y 50 mm. Dicha acción fue realizada por un comando terrorista conjunto de las organizaciones "Comandos L", "Movimiento 30 de Noviembre" (M-30-11) y Recuperación Cubana en el Exilio (Rece).

 El 29 de mayo de 1966 se produjo un intento de infiltración por Monte Barreto, costa norte de la Habana, de un grupo terrorista perteneciente a los "Comandos L" Al ser descubiertos y enfrentados por las fuerzas revolucionarias, fue capturado herido Antonio Cuesta del Valle, alias "Tony Cuesta".

 El 7 de octubre de 1992 fue atacado el Hotel "Meliá Varadero", ubicado en Varadero, Matanzas, por una embarcación pirata perteneciente a "Comandos L". Obviando el peligro que corrían turistas y cubanos inocentes, la acción causó importantes daños en la instalación.

Estos no serían, sin embargo, los únicos agostos tristes para los cubanos. Los enemigos de la Revolución, en su obcecado odio contra la misma, e imbuidos en el propósito de derrocarla, se dedicaron a atentar contra diversas instalaciones hoteleras sin preocuparles la suerte de sus víctimas ni su país de procedencia.

En agosto de 1997 dos hechos conmocionarían a los cubanos: la explosión de una bomba en las oficinas de Havanatur, en Nassau, el 3 de agosto; la explosión de otro artefacto en el hotel habanero "Meliá Cohiba", el 4 de agosto; y otra explosión terrorista en el hotel "Sol Palmeras" de Varadero, ocurrida el 22 de ese propio mes.

Hoy se conoce la completa verdad sobre quiénes fueron los autores materiales e intelectuales de tales hechos.

La explosión en las oficinas de Havanatur fue provocada por mercenarios de origen cubano pagados por la FNCA, mientras que la explosión ocurrida en el hotel "Meliá Cohiba" fue provocada por el mercenario salvadoreño Otto René Rodríguez Llerena, quien recibió de inmediato una felicitación de Ignacio Medina (Luis Posada Carriles) junto a varios miles de dólares. Por su parte, el artefacto explosivo colocado en el hotel "Sol Palmeras" fue colocado por los guatemaltecos Marlon Antonio González Estrada y Jorge Venancio Ruiz. Ambos lograron escapar de la justicia.

Sin embargo, una cosa está clara: todas estas acciones fueron organizadas por la FNCA desde territorio norteamericano y sus principales directivos aportaron grandes sumas de dinero para financiarlas. Posada Carriles, por su parte, se encargó de buscar y adiestrar a los autores materiales.

Por aquel entonces, la FNCA realizó una de sus más detestables hipocresías. Mientras se encargaba de organizar dichos atentados, públicamente se dedicaba a "felicitar a los cubanos de la Isla que los realizaban como muestra de descontento hacia el gobierno", en un MENSAJE DE LA JUNTA DE DIRECTORES DE LA FUNDACION NACIONAL CUBANOAMERICANA.

Baste recordar aquel comunicado dado a conocer por la FNCA el 11 de agosto de 1997 para comprobar su desfachatez. En dicho comunicado se expresaba: "no consideramos esas acciones terroristas y cualquier acción contra Castro es legítima".

En un alarde de consumada desvergüenza, también declaraba en uno de sus párrafos:

"la Fundación Nacional Cubano Americana, consciente de su responsabilidad para con el pueblo cubano, respalda sin ambages ni reparos cuanta denuncia, enfrentamiento o acto de rebeldía interna vaya encaminado a la expulsión de Fidel y Raúl Castro del poder y, por ende, a la obtención de la paz y el bienestar de nuestro pueblo."

y añade más adelante: "...los cubanos del exilio, que por voluntad propia hemos escogido permanecer como parte integral de la nacionalidad cubana, tenemos la obligación ineludible de acudir en su ayuda sin reparos ni limitaciones. Los hombres y mujeres de la FNCA, siempre atentos al clamor de libertad de nuestro pueblo, también en esta ocasión sabremos cumplir con nuestro deber".

Agosto de 1998 traería también su sello de terror. Previo a la anunciada asistencia del Presidente Fidel Castro a República Dominicana, en ocasión de celebrarse allí la Cumbre de Jefes de Estado del Caribe, elementos terroristas de origen cubano planearon realizar un atentado contra él entre el 20 y 25 de agosto.

Para organizar el atentado, Luis Posada Carriles se reunió en el Hotel Holiday Inn de Ciudad de Guatemala, en varias oportunidades, entre el 10 y el 21 de julio, con los terroristas Enrique Bassas, Ramón Font y Luis Orlando Rodríguez.

El primero de ellos cuenta con vasta experiencia como financiador de actividades terroristas. El segundo, Ramón Font, ha sido un activo terrorista dentro de Comandos L y fue entrenado como experto en explosivos por la CIA. Participó, por ejemplo, en el ataque al barco soviético Bakú en marzo de 1963 y en el ataque al faro de la Bahía de Cádiz en 1964. El tercero, Luis Orlando Rodríguez, agente de la CIA y ex oficial del Army norteamericano, contaba con vasta experiencia en operaciones especiales.

Este peligroso team de terroristas planificó asesinar a Fidel en uno de los tres planes de atentado que se preparaban simultáneamente para ejecutar en esta oportunidad durante su estancia en Santo Domingo.

El plan preparado por ellos consistía en usar explosivos y dos lanzacohetes para atentar contra Fidel. Con ese propósito, Posada Carriles viajó a Nicaragua el 26 de marzo de 1998, ingresando a este país por el Aeropuerto Internacional "Agusto César Sandino", en Managua, y haciendo uso del pasaporte salvadoreño Nro. 143258, a nombre de Franco Rodríguez Mena. Allí contactaría a varios contrarrevolucionarios cubanos radicados en Estelí, a los que encargó la compra de varios kilogramos de explosivo plástico del tipo C-4 y dos lanzacohetes RPG. Para tal fin, Posada contaba con 10 000 que le fueron entregados directamente por Arnaldo Monzón Plasencia, director de la FNCA y uno de mis jefes dentro de la misma.

Regresó a Nicaragua el 7 de mayo de ese mismo año con vistas a agilizar la obtención de los explosivos y los lanzacohetes. Esta vez no usó la vía aérea para llegar a este país, sino lo hizo a través del paso de Las Manos, en la frontera hondureña y nicaragüense.

A pesar de los esfuerzos de Posada Carriles y sus cómplices por eliminar a Fidel, tampoco esta vez sus planes tuvieron suerte, como tampoco la tendrían años después en Panamá.

Este ha sido, amigo lector, un pequeño recuadro que le permitirá conocer, luego de leer la primera parte de este trabajo sobre el terrorismo contra Cuba en agosto, quiénes han sido los culpables y ejecutores del terrorismo más continuado que haya sufrido pueblo alguno. Los culpables hállelos usted al Norte, allá donde hoy se proclama una guerra contra el terrorismo que, como usted apreciará, es totalmente parcializada y oportunista.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres